La Federación Andaluza de Pádel desgrana la temporada del mejor jugador del panorama nacional a través de una entrevista en la que el sevillano, número 3 del ránking mundial, repasa lo sucedido en un 2016 que cerraba a lo grande al ganar el Máster final del Circuito World Padel Tour, además de proclamarse subcampeón del mundo con España y repetir corona nacional con la selección andaluza.
 
-Acaba el año 2016, y de la mejor forma a título personal tras ganar el Master final del Circuito World Padel Tour.
-Cierto. Esto supone un plus de motivación y ganas de seguir trabajando de cara al año 2017.
 
-Tras las dos primeras victorias de la temporada, en Valencia y La Nucía, se resistió la tercera. Pero llegó en el mejor momento.
– Pues sí. El Máster es de los torneos más importantes del año, y es toda una alegría acabar el año con el título bajo el brazo.
 
-Aunque para momento del año, el de jugar en casa la final de la prueba de Sevilla. Vaya ovación para el recuerdo…
-Lo tengo grabado con mi móvil. Ese recuerdo se lo enseñaré a mis nietos. Experiencia única que me llevo de por vida. Eternamente agradecido.
 
-Cierra la temporada consolidado con Sanyo como pareja número 2 del ránking tras lograr además ocho subtítulos.
-Así es. Un buen año. Pero ambos sabemos que podemos dar más, podemos mejorar y queremos más. Sólo es el principio… Este 2017 vamos a intentar dar más guerra aún.
 
-El siguiente reto, no queda otra, es el asalto a los intratables este año Bela y Lima.
-El reto y objetivo es el mismo que el de todos los años, seguir mejorando. Si hacemos eso y nos convertimos en mejores jugadores, estaremos más cerca de obtener mejores resultados. Evidentemente, los demás también entrenan y mejoran, así que no solo depende de nosotros.
 
-Al margen del circuito, con España logró un nuevo subcampeonato mundial en Cascais. Otra vez Argentina…
-Sí, pero estuvo muy igualado y a dos puntos de llevarse el título España. Creo que cada vez las fuerzas se igualan más y a día de hoy en un Mundial puede ganar cualquiera.
 
-Nuevo éxito con la selección, esta vez compartiendo equipo con otros dos jugadores andaluces, Álvaro Cepero y Juan Lebrón.
-Me alegro mucho por su debut. Son dos fenómenos tanto dentro como fuera de la pista y me alegró compartir vestuario con ellos en la selección como si de un familiar suyo se tratase. Es todo un honor y me alegro de que a dos buenos amigos les esté yendo tan bien.
 
-Y no faltó a su cita con la selección andaluza para volver a levantar el título en el Campeonato de España por federaciones territoriales. Un punto y seguido clásico en el que no falla año tras año.
-Por supuesto. Es mi torneo favorito y siempre que pueda y me requieran, allí estaré para defender nuestra camiseta y apoyar y ayudar en todo lo que pueda. Es un verdadero privilegio ir a la selección andaluza, por la calidad humana del equipo y el ambiente.
 
-Aunque desde la distancia al estar inmerso en el circuito profesional, ¿cómo ve el pádel andaluz?
-Creciendo. Creo que en Andalucía se están haciendo las cosas cada vez mejor y que si dejamos trabajar de verdad a los que quieren que este deporte crezca, nos puede ir cada vez mejor. Mª del Mar García-Lorca es una excelente presidenta que lo está haciendo muy bien.
 
-Parece que las promesas apuntan alto y hay relevo garantizado, ¿no?
-Eso, siempre. El pádel está pasando a ser una opción real para los más peques, y eso en la cantera y en el futuro se notará.
 
-Como referente andaluz, ¿qué le diría a los que empiezan en este mundo cada vez más profesionalizado?
-Que se diviertan, disfruten y pasen un buen rato, que al fin y al cabo es de lo que se trata.
 
-Bueno, ahora que llega la hora de descansar junto a los suyos, ¿un deseo para 2017?
-¡Salud y buen pádel para todos!
 

Información e imagen: Federación Andaluza de Pádel

 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!