Se acabaron las vacaciones navideñas. Es tiempo de volver a la competición con la plantilla recuperada del agotamiento físico que arrastró en los últimos partidos de la primera vuelta. Hay suficientes motivos para seguir ilusionando a una afición incansable, es el momento de empezar a soñar.
 
Tras el aplazamiento, por solicitud del equipo rival, del partido que tendría que haberse disputado la semana pasada frente al Atlético Valladolid, el primer encuentro del año 2016 acontecerá este sábado 16 de enero, a partir de las 18:30 horas, frente al MMT Zamora en el pabellón Fernando Argüelles.
 
La plantilla del Meridiano Antequera llega al choque inaugural de la segunda vuelta con ocho días de entrenamiento a sus espaldas. El martes 5 de enero se retomó la planificación semanal, que se extendió hasta el viernes, una rutina que ha continuado durante esta semana con sesiones de entrenamiento técnico-táctico y circuitos físicos.
 
El conjunto zamorano, recién descendido de la Liga Asobal, venció en la primera jornada a los andaluces por 25 a 19, pero la magnífica evolución de los jugadores de Quino Soler hacen que el equipo, a estas alturas de la temporada, haya aumentado su calidad y esté en la séptima posición, a dos puntos de la quinta plaza, la que da acceso a los play-off de ascenso, algo que en el primer partido era impensable. El Zamora se sitúa cuarto, con nueve puntos más que el Meridiano Antequera y a tres del líder.
 
Para este choque, habrá dos ausencias en la alineación de Quino Soler. El pivote Juanma Cabrera no podrá jugar como consecuencia de la descalificación recibida en la decimocuarta jornada en Ciudad Real y el internacional Cristian Moll se encuentra de gira con la selección de Chile, lo que le impide estar presente en el partido. La parte positiva es que no hay bajas por lesiones y la plantilla está en muy buena forma.
 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!