Miguel Ángel Jiménez sumaba ayer, domingo 4 de abril, una nueva victoria a su palmarés, tras imponerse en el Mississippi Gulf Resort Classic, torneo perteneciente al Champions Tour, que ha tenido lugar en el Fallen Oak Golf Club de Biloxi.
 
Con este nuevo triunfo, Miguel Ángel ya ha ganado tres de los diez torneos disputados en el Circuito Senior de Estados Unidos: Greater Gwinnett Championship 2014, Mitsubishi Electric Championship 2015 y Mississippi Gulf Resort Classic presented by C-Spire 2016.
 
Sin embargo, este nuevo triunfo ha venido acompañado de una bonita casualidad que lo hace un poco más especial. Y es que –al mismo tiempo que el malagueño brillaba en Mississippi- su hijo menor, Víctor, se hacía con la victoria en el Puntuable Andaluz de Granada, prueba organizada por la Real Federación Andaluza de Golf, que se ha disputado en dos jornadas este fin de semana en el Club de Golf Los Moriscos.
 
A un lado del Atlántico, Miguel Ángel Jiménez -tras firmar dos primeras tarjetas de 68 y 70 golpes, que lo dejaban en tercer lugar al comenzar la jornada final- lograba el triunfo gracias a una impecable última vuelta de 64 golpes incluyendo cuatro birdies consecutivos en los hoyos del 10 al 13 para imponerse con 14 bajo par y dos golpes de ventaja sobre Scott Dunlap.
 
Mientras tanto, en Granada, su hijo Víctor encabezaba la clasificación masculina al inicio de la segunda y última jornada, tras haber firmado 69 golpes (-1) en la jornada del sábado. Le seguía, con dos golpes más, el federado por San Pedro Golf Club, Raúl García.
 
Durante la segunda vuelta, mientras Víctor Jiménez – que está federado por el Club de Golf Guadalhorce- entregaba 70 golpes, Raúl García mejoraba su resultado y firmaba 68 golpes, quedando ambos jugadores igualados con 139 golpes. El desenlace quedó resuelto tras un emocionante playoff, el primero para el hijo de Miguel Ángel Jiménez, que recogió la copa de manos de la directora del Club de Golf Los Moriscos, Mª del Mar Vallejo.
 
Así, mientras el padre se hacía con su tercer título senior en Estados Unidos y volvía a demostrar por qué es uno de los mayores talentos del golf europeo y mundial, el hijo, a sus 17 años, volvía a brillar como una de las promesas de este deporte en el que, seguro, todavía le quedan muchas más victorias  por conquistar.


Fuente: RFAG

Suscribete y recibe las ultimas noticias!