La nieve producida permite la apertura de la Fuente del Tesoro, el Tubo del Enebro y el tramo final de Neveros, las pistas más exigentes de la estación

Las llamadas pistas ‘negras’ de Sierra Nevada, las consideradas de mayor desnivel y dificultad técnica de la estación, han abierto al público por primera vez en la presente temporada. Todo, gracias a la producción de nieve de los últimos días y al trabajo de las máquinas pisapistas.

En concreto, las pistas son: la Fuente del Tesoro (parcial) y Tubo de Enebro, así como el tramo final de Neveros. Esta pista estará disponible en su totalidad una vez se acondicionen los accesos a la misma.

Unidas a la ya abierta pista ‘negra’ de la Visera (en Borreguiles), Sierra Nevada ofrece así más recorridos para expertos, con distancias más largas y variadas, así como conexiones con otras zonas de la estación, como Loma de Dílar y Río.

Con estas aperturas, Sierra Nevada incrementa su dominio esquiable hasta los 71,35 km kilómetros, con 86 de pistas abiertas.

Información e imagen facilitadas por el Departamento de Comunicación de Sierra Nevada

Suscribete y recibe las ultimas noticias!