Marcos Pastor ha demostrado en la Miguel Ángel Jiménez Golf Academy por qué es uno de los mejores jugadores de España de 120 metros hacia abajo. Sus dos títulos de campeón de España de pitch&putt consecutivos en 2010 y 2011 no fueron fruto de una casualidad, ni mucho menos, y esta semana ha vuelto a ponerse de manifiesto con una victoria aplastante en el torneo del Gecko Tour patrocinado por Reale Seguros.
 
El golfista cordobés ha arrasado en la decimosexta prueba de la temporada con un resultado acumulado de 153 golpes. Pastor ha vencido con rotundidad, sin fisuras, convirtiendo prácticamente sus últimos nueve hoyos en un paseo triunfal por el recorrido de Torremolinos. Su ventaja de siete golpes sobre el segundo clasificado, Juan Carlos Osorio, y nueve sobre el tercero, James Dick, lo dice todo.
 
Pastor era el gran favorito al triunfo antes de empezar el torneo y lo ha refrendado de forma espectacular. La vuelta de seis bajo par de la segunda jornada, libre de bogeys, fue clave para tomar ventaja en la clasificación y jugar aún más tranquilo el último día. Hoy salió con cinco golpes de ventaja sobre el segundo puesto y se ha terminado imponiendo por siete. Incontestable. Incluso, se permitió el lujo de acabar a lo grande, con un birdie en el hoyo 18. “Estoy muy contento por el triunfo. Ayer, cuando acabé la segunda vuelta, me planteé empezar fuerte la tercera y me ha salido bien. Por los primeros nueve llevaba cuatro birdies y en los últimos nueve he tirado mucho a centro de green”, explica el ganador.
 
Marcos llegó al golf a través del pitch&putt, una disciplina en la que se convirtió en el mejor de España y uno de los mejores del mundo. El pitch&putt es una modalidad de golf, pero en campo corto, en hoyos pares 3.
 
Así es el recorrido de Miguel Ángel Jiménez, un trazado coqueto, de gran diseño, divertido y con nueve pares tres. Pese a no tener las dimensiones de uno de los campos habituales donde se disputa el Gecko, la Escuela de Jiménez ha puesto en muchos aprietos a los jugadores. De hecho, al margen de Pastor, que jugó en otra categoría esta semana, sólo Juan Carlos Osorio ha conseguido bajar del par. “Yo me considero muy bueno de 120 metros hacia abajo y el hecho de haber jugado pitch&putt ayuda en un torneo como éste. Como se juega muy rápido y tienes tiros muy cortos es muy fácil que entre la ansiedad y las prisas por hacer birdies y es muy fácil meterse en problemas. Hay que tener más paciencia incluso que en un campo largo, jugar más sobre seguro”, asegura el mayor de la saga Pastor.
 
El torneo se ha disputado bajo un formato especial, pro-am durante el primer día y sin corte. Los jugadores han dado dos vueltas cada jornada a los nueve hoyos y se han visto dos hoyos en uno, el primero fue obra de Gabriel Cañizares el domingo y el segundo se vio hoy, en las manos del inglés John Milne.
 
Marcos Pastor, además de embolsarse un jugoso cheque de 3.000 euros como ganador del torneo, ha vuelto a colocarse en la primera posición del orden de mérito del Gecko Tour, desbancando del trono a Manuel Quirós. Quedan dos pruebas para finalizar la temporada y se prevé una lucha extraordinaria entre los dos. “Mi objetivo es ganar el Gecko Tour. He estado muchas semanas en la primera posición y me gustaría acabar primero, aunque mi objetivo después va a ser no jugar tanto y prepararme mejor para estar más preparado para los grandes retos, especialmente para la Escuela del European Tour. Tenía previsto jugar el Alps Tour, pero al final he cambiado de opinión. Prefiero jugar menos y prepararme mejor para sentirme más fuerte y más cómodo en los grandes circuitos. Sé que en cuanto logro estar seguro y a gusto en un circuito lo hago bien para estar con los mejores y ese es el objetivo”, afirma.
 
La próxima cita será en Guadalmina, del 15 al 17 de marzo. El día antes del torneo se disputará un atractivo pro-am.
 
 
 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!