Luke Johnson ha estrenado su palmarés como profesional con un espléndido triunfo en el Gecko Tour disputado esta semana en Los Naranjos Golf Club y La Quinta Golf & Country Club, en Marbella, Costa del Sol.
 
El joven golfista inglés se ha impuesto con un resultado total de 208 golpes después de tres días de competición. Victoria más que merecida para el jugador de King’s Lynn, no en vano ha sido el único en el torneo capaz de jugar los tres días bajo par. Mucho mérito, pues las condiciones de juego entre el martes y el jueves han sido especialmente complicadas. En este sentido, hay que destacar la fantástica presentación de los dos recorridos, como siempre. Todos los jugadores han resaltado la excelente preparación que se han encontrado tanto en Los Naranjos como en La Quinta, a un nivel muy similar al que se encuentran cada semana en los campos del European Tour.
 
Johnson ha finalizado hoy en Los Naranjos con una ronda de 71 golpes, uno bajo par, desplegando un juego muy sólido con tres birdies y sólo dos bogeys. A tres impactos del ganador, Carlos Rodiles y Sam Connor han compartido la segunda posición, mientras que Noemí Jiménez y Alfonso Gutiérrez han acabado cuartos, con un total de tres bajo par. Otra gran actuación de la joven golfista andaluza. Ha jugado tres torneos del Gecko y no ha bajado de la cuarta posición.
 
Johnson es un prometedor jugador inglés, formado en los prestigiosos equipos nacionales de su país. Se pasó a profesional hace poco más de tres meses, después de que sus amigos y familiares organizaran un torneo en su club para recaudar fondos con el objetivo de ayudarle en el siempre difícil salto al profesionalismo. Cuenta con el apoyo de Wilson, la firma que patrocina su material, y del profesional Ian Poulter, cuya marca de ropa es la encargada de vestirlo. “Su empresa cuida mucho de mí y he tenido la oportunidad de mantener algunas conversaciones con él. Tengo un gran concepto de Poulter, es un gran persona y diferente a lo que muchos piensan sobre él. Ha sido un gran consejero para mí”, explica.
 
El objetivo de Johnson es jugar la próxima temporada el European Tour. En ello ha centrado todos sus esfuerzos y su calendario en este 2016. El Gecko, sin ir más lejos, es un banco de pruebas para llegar a ese tramo de la temporada, finales de verano, de la mejor manera posible y con mucha competición a sus espaldas. Es el segundo Gecko que juega esta temporada. Ya participó en la prueba inaugural en Torrequebrada, allá por el mes de octubre, y acabó en una muy valiosa cuarta posición. “Estoy contento de haber venido, el clima en Inglaterra ha sido horrible en Navidad y aquí es una gozada. Jugar el Gecko siempre es fantástico. Siempre que vengo el circuito está mejor. Estoy muy orgulloso de haber ganado porque sé que el nivel aquí es muy alto, incluso con jugadores que han estado o están en el European Tour”.
 
La próxima prueba del Gecko se disputará del 18 al 20 de enero en los recorridos de Guadalhorce GC y Parador Golf.
 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!