El objetivo es conseguir los máximos estándares de protección y adaptar las medidas existentes a las nuevas tecnologías

La Universidad de Málaga, a través de la Cátedra de Seguridad, Emergencias y Catástrofes, ha dado un paso más en la mejora de la seguridad del Caminito del Rey con el desarrollo de un proyecto de investigación, que dotará a esta atracción natural de los máximos estándares de protección, mejorando las medidas que ya existen y que, han sido efectivas hasta ahora, pero adaptándolas a las nuevas tecnologías y apostando por una gestión integral de las mismas.

Un trabajo innovador fruto de la colaboración entre la Universidad, la Diputación de Málaga y la empresa gestora del Caminito del Rey, que ha sido presentadoen el Rectorado, en un acto presidido por el vicerrector de Estudios de Posgrado, Gaspar Garrote.

“Sin duda este proyecto es un ejemplo de transferencia de conocimiento a la sociedad, un caso de éxito de lo que supone trabajar juntos, de unir a empresas e instituciones, y de contar con profesionales de muy diversas disciplinas para su desarrollo”, manifestó el vicerrector.

El encuentro también contó con el director de la Cátedra, Jesús Miranda; el profesor de la UMA especialista en seguridad, Carmelo Fernández; la diputada Delegada de Medio Ambiente, Marina Bravo, y el gerente de la empresa gestora del Caminito del Rey, Francisco Campano.

Miranda señaló el carácter único de este proyecto, que exige un estudio exhaustivo de un entorno natural, también único, desde el punto de vista sanitario, logístico e, incluso, psicológico, y siempre de la mano de la I+D+i.

En este sentido, el gerente de la empresa gestora del Caminito del Rey afirmó que “este es el único camino para ofrecer la máxima seguridad y calidad en sus servicios”.

La diputada Marina Bravo, por su parte, destacó que el proyecto dará las respuestas sobre cómo proceder ante una catástrofe de forma profesional.

Referente en gestión de la seguridad

El director técnico del proyecto, el profesor Carmelo Fernández, aseguró que esta investigación convertirá al Caminito del Rey en referente en gestión de la seguridad, con la puesta en marcha de un sistema de seguridad integral, que aunará todos los planes de protección en solo uno, proactivo, innovador y en mejora continua.

Un trabajo que se llevará a cabo por fases, con una duración prevista de un año. Por el momento, según informó, se está desarrollando una revisión completa de las medidas de seguridad ya existentes, trabajando en la formación del personal e implantando mejoras en las comunicaciones sobre el terreno.

Convertir al Caminito del Rey en una zona cardioprotegida, mejorar los tiempos de posibles evacuaciones, realizar estudios concretos sobre desprendimientos, así como un protocolo de organización para emergencias, son otras de las medidas que contempla el proyecto presentado esta mañana en el Rectorado de la UMA.

Fuente. UMA

Suscribete y recibe las ultimas noticias!