Noemí Jiménez abrirá este viernes la temporada en el Ladies European Tour. La golfista malagueña de Guadalmina se encuentra en la otra punta del globo terráqueo, Nueva Zelanda, donde esta semana se disputa el ISPS Handa NZ Women’s Open. Muchos kilómetros, mucha ilusión y un talismán de lujo para hacer el debut, con la tarjeta en el bolsillo, en el circuito femenino más importante de Europa.
 
Noemí atiende a la Federación Andaluza de Golf a pocas horas de arrancar el torneo, mientras realiza sus últimos ajustes en el swing y trata de adaptarse a contrarreloj a un jet lag brutal de doce horas de diferencia, capaz de provocar un vuelco en el organismo de cualquiera. El juego está a punto, la ambición intacta y el jet lag, más o menos controlado.
 
“Desde luego que estoy un poco nerviosa, obviamente es mi primer torneo, tengo un poco de expectativas por cómo he jugado la Escuela y mucha confianza por el Gecko, donde lo he hecho bastante bien. Estoy contenta con ganas de empezar el torneo y con mucha ilusión de que esté la Número Uno del mundo, Lydia Ko. Es un orgullo. Tengo muchas ganas de empezar”, confiesa la joven formada en la Universidad de Arizona State.
 
Jiménez se ha preparado a fondo este invierno para el gran salto. Ha trabajado duro junto a su padre, Antonio, limando algunas cosas de su juego para tener aún más recursos con los que afrontar el siempre duro mundo profesional. “He trabajado algunas cosas técnicas del swing. Yo solía jugar al draw, pero con los greenes duros que nos esperan en el LET, hemos entrenado pegar la bola más recta y al fade, para así poder pararla mejor en los greenes. Son cambios pequeñitos, como en el putt, que ha sido más de sensaciones que otra cosa y me ha ido bastante bien, he mejorado bastante. Estoy satisfecha y espero que se noten ya esos cambios esta semana, ya que el campo (Clearwater Golf Club) tiene mucho viento lateral, mucha agua, bunkers y no es corto, así que me vendrá bien tener más recursos”, afirma.
 
La preparación y el trabajo ya están hechos y serán la base de lo que ocurra esta temporada. No obstante, cualquier ayuda extra es bien recibida cuando se trata de un momento tan crucial como el debut en un gran circuito. Así las cosas, Noemí ha decidido llevar consigo a su madre, que será su caddie esta semana. “Mi padre no ha podido venir porque tiene su trabajo en casa y ya no es sólo lo que cuesta el viaje, sino lo que deja de ganar al no estar en casa, así que esta semana tengo conmigo a mi madre, que es mi otra caddie y me da mucha suerte. Estuvo conmigo en la Escuela del LET, donde las cosas me fueron muy bien y también en el Gecko en Río Real, donde hizo cinco menos, así que tengo mucha confianza en ella”, asegura. Talismán.
 
Sin duda, uno de las principales dificultades con las que está teniendo que lidiar Jiménez en Nueva Zelanda es el jet lag. Es como estar boca abajo y el cuerpo se resiente. Nos cuenta la andaluza qué está haciendo para combatirlo. “Me tocó volar el 6 y llegamos el 8. Al principio lo pasamos fatal. Es un vuelo larguísimo. El primer día a las doce del mediodía nos entró mucho sueño, náuseas, mareos, sin embargo me dieron unas pastillas naturales de melatonina, dormimos muy bien y estos días ya estamos mucho mejor”, explica.
 
Por último, son muchos los consejos que ha recibido en las últimas horas antes de afrontar el torneo y todos son bien recibidos, no obstante, si tuviera que elegir alguno sería el siguiente: “Yo me considero bastante perfeccionista, exigente e impaciente y un consejo que me he apuntado es ser paciente. Sólo es mi primer torneo y tengo otros muchos por delante entre el Symetra y el LET, así que voy a ir a disfrutar, porque si no va a ser difícil y la paciencia se va a agotar. El objetivo es estar serena en el campo, tener paciencia y sobre todo la actitud de machacar, de ganadora, pero teniendo paciencia y disfrutando. Y ni no sale bien, no pasa nada porque queda mucho por delante. Si te impacientas en este deporte la carrera es corta. Cada golpe lo voy a luchar y daré el máximo de mí. Cuando voy a intentar asegurar las cosas no salen, así que voy a tener una actitud ganadora, con motivación y y no ir encogida tratando de asegurar un puesto en concreto. A dar el máximo y seguro que van a salir muy bien las cosas”, afirma. Y a ver quién se atreve a ponerlo en duda.


Información e imagen facilitadas por la Real Federación Andaluza de Golf

Suscribete y recibe las ultimas noticias!