El CD UMA Antequera ha caído derrotado ante Elche V. Alberola por 3-8, en un duelo directo por la permanencia en el que los iliciatanos supieron defenderse muy bien y marcar a la contra. En la primera mitad, los universitarios supieron remontar un 2-0 en contra. En el segundo tiempo, la ansiedad pudo a los locales, que se vieron arrollados en el marcador. 
 
En el primer tiempo, la suerte no acompañó en absoluto a los malagueños, que trabajaron e hicieron méritos para irse al descanso, al menos, con un empate. En el segundo minuto de partido, Miguel despeja un balón en defensa, el balón golpea en Jesús García y entra envenenado en la portería. El siguiente gol ilicitano, obra de Pitu, también se inició en tras un fallo local. El pívot visitante aprovechó un mal córner malagueño para marcar a la contra. 
 
Los goles espolearon a los universitarios, que se lanzaron al ataque y remontaron el marcador. Primero fue Óscar, en el minuto seis, quien marcó de disparo lejano. Dos minutos más tarde, Claudio aprovechó un buen pase de Cecilio para empatar. 
 
Cuando más y mejor ataca el CD UMA Antequera, volvieron a adelantarse los valencianos, de nuevo por medio de Pitu en una contra idéntica a la que materializó minutos antes. Con el 2-3 se fue al descanso.     
 
En la reanudación, los universitarios salieron a por todas, sabedores de la importancia de este choque. La posesión y el peligro fue local y las oportunidades de se sucedieron. La buena respuesta del meta Cristian evitó el tanto malagueño. El que sí llegó fue el tercero ilicitano, de nuevo obra de Pitu y a la contra (minuto 28).         
 
El tanto encajado dolió a los locales, que volvieron a encajar un tanto a la contra un minuto más tarde, esta vez obra de Óscar Ruiz. Pero los universitarios están acostumbrados a remar en contra y a luchar. En el minuto 30, recortaron distancias por medio del incombustible capitán Tete. El malagueño atravesó la portería visitante de un punterazo que quitó las telarañas del arco.
 
A falta de cinco minutos para el final, Carlos Anós le puso las cosas muy difíciles a los universitarios haciendo el sexto tanto de los suyos a la contra. Con la introducción de portero jugador por el bando local, llegó el séptimo tanto ilicitano, obra de Jesús García a puerta vacía. Idéntico fue el octavo tanto visitante, obra de Kiwi. Este tanto cerró el definitivo 3-8. 
 
Para el técnico malagueño, Manuel Luiggi ‘Moli’, el acierto del rival cara a puerta ha sido clave: “No hemos hecho un partido inteligente. Ellos han defendido muy bien y les ha salido perfecto. Nos ha faltado lucidez. Hemos jugado con más corazón que cabeza y hemos errado en la toma de decisiones”, asume. 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!