Jordi García del Moral (-13) se ha impuesto en la penúltima prueba de la temporada del Gecko Tour tras una batalla final extraordinaria contra Noemí Jiménez. Golpes de alta escuela e intercambio de birdies al más puro estilo de los combates legendarios entre Joe Frazier y Mohammed Ali.
 
La última jornada del torneo disputado en Guadalmina ha sido un canto al golf, y no sólo por la calidad de los dos contendientes, sino por el magnífico ambiente que ha llevado el partido desde el hoyo 1 al 18. Noemí Jiménez es socia de este recorrido malagueño y la gente del club se ha volcado en una jornada de golf para el recuerdo. Muchos aficionados han ido acompañando el duelo (jugaron juntos en el partido estelar) y vibrando con cada golpe. “Ha sido una jornada de golf muy bonita, con un final tremendo. Yo he jugado muy bien, pero Noemí también y a partir del hoyo 13 ha sido precioso. Yo empecé el día regular, con un tripateo en el 5 y un sapo en el 6 que me costaron dos bogeys. Sin embargo, sabía que estaba jugando bien y simplemente me tranquilicé y seguí a lo mío. He pegado golpes muy buenos, igual que el martes y el miércoles, ayer de hecho si me entran los putts habría hecho una vuelta muy baja”, asegura García del Moral.
 
El colofón llegaba en el hoyo 17, par 5. Los dos pegaron un gran drive, aunque se quedaron muy cerca de fuera de límites en este hoyo que no es muy largo, pero con forma de tubo que complica muchísimo coger calle. Noemí pegó primero una espléndida madera 3 que dejó a ocho metros para eagle, mientras que Jordi respondía con un tirazo con el hierro 5 a dos metros y medio. Él metió el putt y ella se tuvo que conformar con el birdie.
 
La golfista malagueña tenía la oportunidad de convertirse en la primera jugadora que gana una prueba en la historia del Gecko. Finalmente no ha podido conseguirlo, pero no se le puede poner ningún pero, más bien al contrario, hay que darle todo el crédito a Jordi García del Moral, que ha desplegado un juego sensacional, poniendo de manifiesto que es uno de los golfistas más en forma de España en estos momentos. “Estoy muy contento con los cambios que he introducido en mi swing de la mano de mi entrenador, José Carlos Gutiérrez, está funcionando muy bien y también estoy notando muchísimo la preparación física que estoy llevando a cabo con Fran y Quique, los preparadores de Almenara, que llevan también a Alejandro Cañizares y Álvaro Quirós”, asegura Jordi.
 
Rocco Sanjust, el líder del torneo después de las dos primeras jornadas, perdía terreno muy pronto a causa de un doble bogey en el hoyo 2. Prácticamente desde ese momento todo se ha reducido a un vertiginoso mano a mano entre Jordi y Noemí. Ambos han llegado al hoyo 12 empatados con ocho bajo par, propiciando una recta final de campeonato maravillosa. García del Moral hizo birdie al 13, respondido por otro de Jiménez en el 14, los dos hicieron birdie en el 15 y el desempate no se deshizo hasta el hoyo 17, donde Jordi firmó un eagle, mientras que Noemí hacía birdie. Una explosión de golf. Aún remataría la exhibición el golfista de Castellón con otro birdie más en el hoyo 18 (cinco menos en los últimos seis hoyos), logrando una ventaja final de dos golpes respecto a Noemí.
 
Así las cosas, García del Moral se ha impuesto con un resultado final acumulado tras los 54 hoyos de 203 golpes, dos menos que Noemí Jiménez y cuatro menos que el andaluz Juan Carlos Osorio, el alemán Tim Fleer, el finlandés Juhana Kukkonen, el asturiano Alfred García Heredia y el italiano Rocco Sanjust. Es la primera victoria de la temporada en el Gecko del ganador del circuito el año pasado.
 
En este sentido, en cuanto a la Orden de Mérito del Gecko, Marcos Pastor ha aumentado ligeramente su ventaja sobre Manuel Quirós, aunque aún no está todo decidido, ni mucho menos. La gran final del circuito, que se disputará la próxima semana (días 21 y 22) en La Cañada dictará sentencia.
 
Los jugadores han vuelto a destacar el espléndido nivel de preparación de los dos recorridos de Guadalmina (Sur y Norte) que han acogido el torneo. Las condiciones han sido perfectas y se ha visto un precioso festival de birdies, con numerosas vueltas por debajo de 70 golpes. “Guadalmina es un campazo, especialmente el recorrido Sur. Ha sido un día muy bonito”, remata Jordi.
 

Fotos: Rafa Cabrera

Suscribete y recibe las ultimas noticias!