Exhibición. Así se puede definir el paso del golfista cordobés Marcos Pastor por la tercera prueba del Gecko Tour. La competición se ha celebrado durante tres días en dos recorridos que, como es habitual, han respondido a las expectativas presentado un aspecto impecable: Santa Clara Golf Marbella y Marbella Golf Country Club. La tarjeta de Marcos, con un resultado total de 199 golpes en tres jornadas, lo dice todo: 68, 65 y 66. Sublime.
 
Marcos ha dominado el torneo de principio a fin con mano de hierro, siendo líder desde el primer día al último. Tanto es así que el segundo clasificado, el sueco Andreas Andersson, jugador con una buena experiencia en el European Tour y el Challenge Tour, ha terminado a ocho golpes, mientras que la tercera plaza ha sido compartida por el alemán Dominic Pietzsch y el sueco Viktor Kratz, ambos a una distancia sideral del campeón de once golpes.
 
Pastor ha realizado un auténtico homenaje al birdie esta semana en la Costa del Sol. Ha firmado la friolera de 23 birdies en 54 hoyos. Es decir, la estratosférica media resulta a un birdie cada dos hoyos y medio. Excepcional.
 
El torneo ha vuelto a dejar patente el carácter internacional del Gecko Tour. Ha participado cerca de un centenar de golfistas y han estado representadas más de veinte nacionalidades, desde España a Alemania, pasando por Gran Bretaña, Irlanda, Dinamarca, Canadá, Estados Unidos, y otros países más exóticos golfísticamente hablando como Estonia o Eslovenia.
 
La prueba se ha disputado durante tres días en los recorridos Santa Clara y Marbella Golf CC, que han vuelto a mostrar un nivel de preparación altísimo, tal y como se refleja de manera evidente en los buenos resultados cosechados. Después de la segunda ronda se produjo un corte establecido en +2 y pasaron veintiún jugadores, entre los que destaca la brillante amateur francesa, Lauralie Migneaux
 
Marcos Pastor afianza su liderato en el orden de mérito del Gecko después de esta victoria. Además, el triunfo permite en cierto modo suavizar el mal sabor de boca que le dejó la Escuela del European Tour. Llegó muy bien preparado, pero una lesión justo antes de empezar la primera fase le hizo jugar con muchísimas molestias y acabó fuera de combate. Pastor jugó con una fractura en el calcáneo de su pie izquierdo, una dolencia que aún arrastra. “El viernes me hice una resonancia magnética y va mejorando, pero aún le queda. Va soldando y el edema es menor, pero hay que tener paciencia”, asegura.
 
Pastor está muy satisfecho con su juego durante esta semana, aunque asegura que “mi mejor torneo aún está por llegar. Siempre se puede mejorar y así me lo planteo. Estoy muy bien con el putt y centrado en el campo. Diría que lo mejor está siendo la rutina”, afirma.
 
El próximo torneo del Gecko tendrá lugar en el recorrido Marbella Club Golf Resort del 17 al 19 de noviembre.

Suscribete y recibe las ultimas noticias!