El CD UMA Antequera arrancó el 2016 con un valioso punto en la cancha del DLink Zaragoza que le otorga confianza para afrontar un duelo vital ante el Jumilla B. Carchelo, en el que el objetivo de la permanencia en la Liga Nacional de Fútbol Sala está en juego. En la última jornada la victoria estuvo cerca, pero en esta ocasión debe quedarse en el Argüelles. 
 
Los jugadores universitarios, tras una racha negativa de resultados en los que la mala suerte, los errores y la falta de puntería los alejó de los puntos, lograron un valioso empate a cuatro en el feudo aragonés, una hazaña nada sencilla. Este empate les ayuda para alejar la presión y los miedos que se generan en la derrota, para sustituirlos por una dinámica positiva con un triunfo en el choque con Jumilla.
 
El plantel dirigido por Manuel Luiggi ‘Moli’ se encuentra, al igual que los murcianos, en puestos de descenso y con 7 puntos, lo que convertirá el partido de este viernes en una apasionante lucha por la salvación. El que gane alejará a su rival y dará un pasito adelante en la consecución del objetivo. El público del Fernando Argüelles volverá a ser clave en las posibilidades de los universitarios. Con la camiseta de sexto jugador, ejercerán presión, animarán de principio a fin y darán todo el aliento necesario a su equipo.
 
Jumilla llegará al Argüelles con un meritorio empate a 3 cosechado en su pista frente al todopoderoso FC Barcelona Lassa. Y a ese resultado, hay que añadirle el tridente brasileño formado por Terry, Lucas y Everton, al que la entidad murciana se agarra para conseguir la permanencia.  Sin embargo, los antequeranos basarán sus opciones en la competitividad de sus jugadores y en conseguir atacar con garantías a partir de una defensa sin fisuras.
 
Para el técnico malagueño, ‘Moli’, será un choque muy complicado entre dos equipos que luchan por la misma meta. “Vamos a salir con el cuchillo entre los dientes para intentar ganar y, sobre todo, jugar con cabeza siendo conscientes de que es un partido clave. Jumilla es un equipo muy rápido con jugadores jóvenes buenos y cuenta además, con tres brasileños capaces de marcar diferencias”, avisa.  
 
Y el preparador del CD UMA Antequera espera que sus jugadores consigan quitarse esa presión y necesidad de conseguir puntos que le ha hecho perder varios partidos en los últimos instantes. “Nos está costando saber ganar. En el momento que ganemos un partido, se nos van todos los fantasmas. Cuando nos meten un gol y después otro, nos venimos abajo, algo que es inconsciente, pero que se soluciona con una buena dinámica de resultados”, explica. 
 
 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!