La ironwoman valenciana cosechó la tercera plaza, y se clasificó por segundo año consecutivo para el Mundial de esta modalidad

María José Martinez Maroto , la IronWoman valenciana , directiva de BeOptimus , empresa de optimización de costes y central de compras y triatleta de pasión nos dice : «en la vida no hay más límite que el que uno se pone a si mismo» y nos cuenta su paso por su último campeonato en China , podium , tercer puesto y nuevamente clasificada para el Mundial Ironman 70.3 , por segundo año consecutivo.

Todo comenzó en Marzo 2014 , cuando cruzó la meta de su primer triatlón en Abu Dhabi , donde se dijo a si misma : «esto es pasión , me encanta este deporte , me encanta viajar y tener aventuras nuevas , voy a hacer triatlones por todo el Mundo » , sueño que se propuso y sueño que está cumpliendo .

Ha competido en Atlantic City , Miami, Florida , Puerto Rico, Abu Dhabi, Australia, Vichy , China, España…. Y seguirá buscando destinos que le atraigan para seguir compitiendo en triatlones distancia Ironman (nadar 3.800 metros , bici 180km y correr 42,2km ) o Ironman 70.3 (mitad de la distancia de un Ironman ) y en solo 3 años y unos meses ha realizado 4 Ironman y 10 Ironman 70.3.

Este año comenzó su cuarta temporada en el triatlón con el Ironman 70.3 de Liuzhou , con el objetivo puesto en volver a clasificar para el Mundial , experiencia que disfrutó el año pasado , y con el sueño de volver a estar en la línea de salida en el Mundial de este año 2017 . Y así ha sido , su tercer puesto le llevó a clasificar de nuevo para el Mundial Ironman 70.3

Para María José Martinez Maroto la experiencia de viajar a China para competir ha sido increíble. Era un gran reto personal para ella , nos dice :»viajar a China es como viajar a Júpiter» . Un País tan diferente , con una cultura tan distinta y el idioma era un gran handicap ya que en China casi nadie habla inglés, por lo que las comunicaciones eran muy difíciles.

Pese a todo esto, enseguida se mimetizó con el País , se integró rápidamente y a la perfección , conoció muchísima gente local de Liuzhou . Conoció a quien ella define como su “hada madrina” , porque en cada uno de sus viajes siempre conoce a alguna/s persona/s local/es que le ayudan en todo al máximo y le facilitan su inserción en el País donde viaja.

El 1 de Abril fue la competición y María José Martinez Maroto , la única representante femenina española que disputaba el Ironman 70.3 de Liuzhou nos cuenta : «Fue una carrera muy agridulce , comencé con una excelente natación , mi mejor tiempo , disfruté muchísimo , la salida no la hacían por sexo y grupo de edad, sino por “cajones de salida según tiempo estimado de natación” , y me coloqué en el primer cajón de salida de natación, para nadar entre 25-30 minutos los 1900 metros. Salí del agua en tercera posición. La transición de natación a la bici fue durísima , unas eternas escaleras con unos 100 escalones que se hicieron muy pesados de subir con neopreno y mojada , tenía que tener cuidado para no resbalar y caer, se me hizo muy larga.

Los 90 km del recorrido de la bici fueron muy buenos, un recorrido precioso por la ladera del río Liu Jiang , circuito con varias pendientes y con mucho viento , fue duro pero lindísimo , con muchísima gente animando en muchos de los tramos , con una seguridad exquisita , en cada farola había un policía , con avituallamientos muy bien provistos y con muchísimos voluntarios todos ellos muy atentos. Acabé la bici manteniendo mi tercera posición . La transición de la bici a la carrera a pie fue rápida . Y la carrera a pie fue agónica , la peor de mi vida , ya que días previos a la competición tuve una mala caída por unas escaleras de hierro golpeándome el coxis , y los peronés, por lo que la carrera ya sabía que iba a hacerla con muchísimo dolor . A ello le tuve que sumar calambres en ambas piernas, flato desde el comienzo , la pérdida de las pastillas de sal para paliar los calambres. Por lo que , hacer 21km en esas condiciones fue horroroso , y mi cabeza de vez en cuando quería hacerme una mala pasada con pensamientos negativos que tenía que controlar constantemente y motivarme para ser capaz de mover las piernas cuando las llevaba con calambres y a la vez dormidas . Se me saltaban las lágrimas corriendo, mi cuerpo me pedía parar y tirarme al suelo y dejar de mover las piernas, horrible, se me hizo eterna la media maratón . Hasta que finalmente entré por el pasillo que lleva a la meta , donde me dieron un enorme ramo de flores , y la bandera de España que siempre me acompaña a todas las competiciones .

María José Martínez Maroto
María José Martínez Maroto, exhultante

Crucé la meta!, feliz de llegar! , y más cuando escuché “Has quedado tercera, ENHORABUENA” … el dolor se me apoderó de tal forma que tuvieron que asistirme en el suelo , lloré como nunca , de dolor , de felicidad , los calambres no me dejaron moverme durante un tiempo tras cruzar la meta hasta que poco a poco recuperé .

Muy contenta por su triunfo , muy feliz , a pesar de su estado físico consiguió su sueño , ahora le esperan unas largas semanas de reposo , ya que tiene fracturado el coxis , esta es la otra cara de la moneda , la otra cara de una misma realidad , y que acepta y afronta de forma positiva y con muy buena actitud . Ella sabía que estaba mal del coxis , no sabía que lo tenía roto , si sabía que la caída fue fuerte y que tenía dolores terribles , pero eso no le impidió luchar por su sueño y decidir hacer la competición . Nos dice : «si alguna vez he de arrepentirme , que me arrepienta por lo hecho y no que me arrepienta por lo no hecho » … aplicó su teoría , y obtuvo el triunfo .

En cuento recupere y tenga el alta médica , se preparará para el Mundial Ironman 70.3 que será el próximo 9 de Septiembre en Chattanooga , Tennessee y seguiremos de cerca su preparación , que nos cuente como se prepara en su día a día , como concilia con la vida laboral y la vida familiar , que nos de algunos consejos que considere y sobretodo que nos impregne de esa actitud positiva que irradia .

Suscribete y recibe las ultimas noticias!