El espigado jugador, de 17 años, era pretendido por varios equipos, incluso de División de Honor Plata

El GAES Málaga se ha hecho con los servicios de Daniel Palomeque, un joven de 17 años, zurdo y de 1,85 metros de altura, considerado como una de las perlas del balonmano malagueño hasta el punto de que este verano ha sido pretendido por varios equipos de Primera Nacional e incluso de División de Honor Plata. Sin embargo, Palomeque se ha decantado finalmente por el equipo de su ciudad, ya que quiere crecer como deportista en su tierra y le atrae el proyecto que le han presentado el que va a ser su entrenador, José Luis Hidalgo, y el director deportivo, Juanjo Fernández.

El espigado jugador procede del juvenil del Balonmano Málaga, club que acaba de convertirse en filial del GAES.

José Luis Hidalgo confía en sus posibilidades y lo define como una apuesta de futuro «porque cualidades y envergadura tiene», destaca. Y es que Palomeque, además de su proyección, presume ya de tener un buen contrataque «y cuenta con un gran lanzamiento, uno contra cero», comenta Hidalgo. Por tanto, es un gran finalizador, que se desenvuelve muy bien entre el lateral derecho y el extremo derecho, «aunque, en nuestro equipo, viene a ocupar la posición de extremo derecho», indica el entrenador del GAES Málaga.

De otra parte, Hidalgo opina que el recién llegado a la escuadra malagueña «tiene que aprender en la defensa», porque es muy joven, «pero es un defensor que tiene dureza e intensidad», puntualiza el preparador del GAES Málaga.

Con el fichaje de Palomeque, la plantilla, que debutará en Primera el próximo 16 de septiembre, queda prácticamente cerrada a falta de una o dos incorporaciones que podrían llegar antes de que el equipo eche a andar en la pretemporada, que será el lunes 14, en plena Feria de Málaga.

Suscribete y recibe las ultimas noticias!