El jugador antequerano de balonmano Nacho Soto vuelve a su ciudad después de dos años militando en las filas de otros equipos andaluces, primeramente en el Ángel Ximénez Puente Genil de Asobal y después en el BM. Archidona de categoría regional..
 
Este lateral zurdo de 1,78 metros y 82 kilos de peso fortificará tanto el ataque como la defensa del equipo antequerano, al que ya conoce muy bien después de haberse formado como jugador en las categorías inferiores, pasando también por el BM. Malagueta de Primera Nacional hasta llegar a militar en Asobal durante tres años con el extinto BM. Antequera. Después de esta etapa, volvió a sumarse al nuevo proyecto del balonmano antequerano empezando por la categoría de bronce, para luego permanecer dos años fuera del club hasta hoy, el día de su regreso.
 
Nacho es un jugador polivalente que predomina por su rapidez y agilidad para cazar el balón, a lo que se une además una ventaja para el equipo, que es zurdo. El jugador no estará disponible para el primer partido de liga, ya que se encuentra recuperándose de una lesión de rodilla a la espera del alta para poder competir.
 
Para Nacho, su regreso al Argüelles es “muy satisfactorio, jugar al lado de mi casa es bastante cómodo y aquí estoy muy a gusto. Se me hacía duro hace dos años cuando iba y venía en coche para jugar en otro equipo”, sobre sus objetivos personales, el lateral comenta que “intentaré aportar lo máximo al equipo, espero que pueda tener minutos en los partidos para estar al máximo nivel en la pista”. Es de los que confía en ir “partido a partido, porque el principal objetivo está claro que es la salvación, pero en el transcurso de la liga todo puede cambiar”.

Suscribete y recibe las ultimas noticias!