Se veía venir. Algo fallaba. El partido se mantuvo igualado, pero casi todo el tiempo a remolque para un Meridiano Antequera que no logró cuajar la defensa y además sufrió varias pérdidas de balón en los momentos clave. El Argüelles rugía, la afición asistente lo dio todo, pero faltaron dos goles para un triunfo que podría haber sido determinante en esta temporada. 
 
Quizás, la presión por puntuar traicionó a los chicos de Lorenzo Ruiz cuando más energía necesitaban. Los vascos abrieron brecha en el inicio al imponer un parcial 0-3 que dejaba a los locales algo aturdidos y fue a partir del minuto 6 cuando empezaron a reaccionar. Anotaba Jesús López para empezar a reducir y seguidamente llegó el doblete de Bertos para empatar. Luis Castro, Francis Morales y Adrián Santamaría tomaron el mando en el ecuador de la primera mitad para no dejar que el Barakaldo se distanciara, a pesar de que la defensa antequerana no funcionaba.
 
Gritos de apoyo desde las gradas, un speaker que se dejaba la voz animando a los verdes en los minutos decisivos. Sólo faltaba la respuesta del equipo, que le llegara ese empuje que los suyos le estaban dando, pero el partido volvía a no pasar del empate y la tortura llegó cuando poco más de dos minutos para que se pusiera fin al envite, Nieto encajó el balón en la portería Antequera y el Meridiano no conseguía el gol. Lorenzo Ruiz reaccionó rápidamente solicitando el Tiempo Muerto, pero los verdes no levantaron cabeza en los segundos restantes y cayeron por un amargo 25 a 26. 


Información e imagen facilitadas por el Dto. de Comunicación del Meridiano Antequera

Suscribete y recibe las ultimas noticias!