Cinco años después, un equipo antequerano vuelve a visitar el mítico Quijote Arena en una temporada en la que dos ciudades retoman la ilusión con el propósito de que algún día vuelvan a ser lo que fueron. Bajo la denominación de BM. Alarcos Ciudad Real, el recién ascendido conjunto castellano-manchego se verá las caras en su fortín con el Meridiano Antequera de Quino Soler hoy sábado 19 de diciembre a las 18.30 horas. Será el último partido del 2015, pero no de la primera vuelta.
 
El Meridiano ya ha aprobado su primera evaluación de la temporada, pero quiere subir nota antes de las vacaciones de Navidad. La plantilla está al límite y necesita descansar para recuperarse los problemas físicos que arrastran algunos de sus integrantes, aunque ningún jugador quiere perder la oportunidad de entrar en el próximo año con el equipo situado en la sexta posición de la tabla clasificatoria.
 
Como cada semana, la plantilla se ha ejercitado durante cuatro días, realizando tres sesiones de entrenamiento técnico-táctico distribuidas en martes, jueves y viernes, y una dedicada al circuito físico, en miércoles, para mejorar habilidades. El esfuerzo titánico de los pupilos de Quino Soler ya está viendo su primera meta para disfrutar de unas semanas de asueto y reponer fuerzas.
 
El choque entre Alarcos y Meridiano será muy atractivo. A primera vista, porque son dos rivales muy parecidos, proyectados para el mismo objetivo, pero lo mejor es que ninguno se esperaba estar con 14 puntos en la decimocuarta jornada. Los ciudadrealeños están un puesto por encima, pero de los antequeranos depende romper el empate y mantenerse a un puesto de los Play Off de ascenso. ¡Cuánto nos alegra poder empezar a soñar!
 
Por parte de Meridiano Antequera no habrá bajas, a pesar de las molestias físicas que se arrastran a estas alturas de la temporada, pero en el Alarcos Ciudad Real sí, y es que el que defendiera la portería antequerana la pasada temporada, Jorge Villamarín, actual portero titular del equipo rival, volvió a lesionarse tras su fichaje de la misma manera que en Antequera.
 
Quino Soler afirma que “los puntos son el fruto del trabajo. Si tenemos 14 es porque nos los hemos ganado y no los ha regalado nadie”. Sobre el rival, reconoce que “somos dos equipos muy parecidos y realmente va a ser un partido muy complicado”.

Suscribete y recibe las ultimas noticias!