El CD UMA Antequera cayó derrotado por 4-2 ante el Levante. El partido, que se disputó en el estadio valenciano de El Canbanyal, pudo caer de cualquiera de los dos lados, ya que ambos rivales mostraron mucha igualdad. Sin embargo, los fallos en defensa y la escasa puntería cara a gol condenaron a los universitarios. 
 
Los primeros minutos del encuentro demostraron que los dos equipos se tenían mucho respeto, ya que ninguno de los dos se lanzaba al ataque con todas sus armas. Los valencianos tenían la posesión del balón y los visitantes se defendían saliendo a la contra en cada ocasión, aunque no se vieron acercamientos con mucho peligro en los diez primeros minutos. 
 
Pasado el ecuador de la primera mitad, el encuentro cambió y los ataques se volvieron más peligrosos. Principalmente, fueron los malagueños los que más inquietaron la portería rival, sobre todo con dos ocasiones consecutivas muy claras que fueron desbaratadas por el meta local Yeray.
 
Cuando parecía que el marcador no se estrenaría en esta mitad, el Levante UDDM se alió con la fortuna e hizo dos goles en los minutos 18 y 19. El primero de ellos fue obra de Miguel en propia puerta, cuando intentaba cortar una asistencia de gol rival que se paseó por su área. El segundo tanto local llegó tras un desafortunado fallo de los universitarios en la salida del balón, que dejó el balón franco para que Berrocal hiciera el segundo de los suyos. Con el 2-0 se llegó al descanso. 
 
En la segunda mitad los hombres de Moli acusaron el desgaste y se vieron superados por un rival con más mordiente y acierto cara al gol. Sin embargo, CD UMA Antequera fue el primero en marcar, por medio de Cecilio en el minuto 27. El ala cordobés remató una preciosa jugada de estrategia y supo aprovechar la asistencia de Óscar. 
 
El gol dio ánimos a los malagueños, aunque la respuesta granota llegó pronto. Tres minutos más tarde, los locales pusieron tierra de por medio en el marcador por medio de su capitán, Jordi Lledó, que marcó a la contra. En el minuto 33, sería el levantinista Pichi el que volviera a perforar la red de Alberto, haciendo el cuarto tanto para su equipo. 
 
A falta de cuatro minutos para el final, Armando marcó y puso algo de emoción al choque con el 4-2. Sin embargo, este resultado fue el definitivo.
 
Para el entrenador del CD UMA Antequera, el partido se ha ido en dos momentos claves: “Hemos tenidos dos lagunas, una en la primera parte y otra en la segunda, y nos han hecho dos goles en cada una de ellas. Por momentos, hemos pecado de inocentes y no hemos sabido acertar cara a portería”, resume. En su opinión, los jugadores no han estado al nivel de otros encuentros, por lo que “seguiremos trabajando para conseguir la permanencia. Todavía queda mucha liga por delante”, destaca. 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!