Un marcador muy abultado a favor de ElPozo Murcia en el primer compromiso del 2019 no dejó patente el gran ejercicio competitivo del BeSoccer CD UMA Antequera, que nunca se rindió ante el líder del campeonato

Aires de mejoría se atisbaron por el Pabellón Fernando Argüelles en el primer partido del 2019. El BeSoccer CD UMA Antequera demostró ante el líder que se va a dejar el alma en cada compromiso liguero en busca de hallar los puntos necesarios para lograr la permanencia, en especial, en casa siempre se apoya en el calor de su afición como impulso a luchar sin descanso y a no bajar los brazos sea cual sea el rival que haya enfrente.

Muchas cosas positivas que apuntar en la libreta de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” e ir incorporándolas en las siguientes fechas del calendario. Un carácter competitivo admirable de cada jugador, entrega, solidaridad, brega y empeño por buscar la portería. ElPozo Murcia pudo frenar todas estas virtudes gracias a la determinación de sus primeras espadas que aparecieron en los momentos claves y derribaron el muro verde en la décimo séptima jornada.

Fernando Torres metió al público de lleno en el envite con un tanto a los cinco minutos. Andresito y Darío le dieron la vuelta en el primer tiempo. Ya en el segundo, Fernandito culminó una excepcional jugada colectiva en salida de presión. La reacción local se produjo en la recta final mediante una diana de Miguel Fernández a pase de Víctor Arévalo. Justo después del 2-3, Miguelín lució el cañón de su pierna izquierda para ampliar diferencias en el marcador, Xuxa sorprendió a Gonzalo con un disparo cruzado y Pito colocó el 2-6 definitivo cuando su rival empezó a ejecutar el juego de cinco con el portero-jugador.

Un resultado muy abultado que no hizo mucha justicia al desgaste mayúsculo del plantel universitario en la siempre exigente visita de uno de los grandes del fútbol sala nacional.

El encuentro inaugural del nuevo año arrancó con un anfitrión muy intenso en la presión intentando asfixiar la zona de creación de su oponente y robar en las inmediaciones de la zona de castigo. Una labor que implica un sacrificio defensivo de enjundia al que no rehuyó ninguno. A los cinco minutos, tras varios intercambios de golpes, Víctor Arévalo trazó un envío paralelo que dejó a Fernando Torres escorado delante de la portería. El joven ala-pívot definió de categoría al ajustar el cuero a la base del poste (1-0). Una diana que alimentó la táctica empleada por los de Moli de no dejar respirar al poseedor del cuero. Miguel Fernández pudo abrir una pequeña brecha en un potente lanzamiento a la madera.

Miguelín se encargó de espabilar al combinado dirigido por el argentino Diego Giustozzi en la ejecución de una falta. Preparó la jugada para que Andresito restableciera la paridad en el electrónico (1-1). Sin tiempo para asimilar el nuevo escenario del encuentro. Luis García falló en la salida de balón y Darío no perdonó el error (1-2). Dos dianas que dieron la vuelta al tanto inicial de Fernando Torres. El resto de minutos del primer tiempo transcurrieron con ocasiones de peligro nacidas de las botas de Pito y con un imperial Miguel Fernández. El pívot se fajó con los cierres charcuteros hasta sacarle la amarilla a uno. Fer Drasler fue el infractor al borde del área. Una situación que terminó en un remate de libre directo de Nano contra el hombro de Fabio. El descanso dio una tregua a la intensa secuencia del duelo entre andaluces y murcianos.

La segunda parte no arrancó nada bien. Fernandito, en el minuto 23, finalizó una magistral salida de presión (1-3). El 14 natural de Algarinejo (Granada) no desaprovechó el preciso pase de Miguelín. Un tanto que no amedrentó a los malagueños en su ímpetu por sacar algo provechoso en la visita del primer clasificado. Antes de encarar la fase más decisiva, Miguel Fernández elevó la emoción del partido (2-3). El 15 culminó en el segundo palo una transición de Víctor Arévalo por el costado izquierdo del 40×20. Las fuerzas se mantuvieron equilibradas hasta la aparición de la zurda del capitán de ElPozo. Miguelín fusiló al palo corto a un Gonzalo muy acertado en anteriores intervenciones (2-4).

Xuxa pisó el acelerador en busca de la sentencia. El cierre sorprendió al guardameta por medio de un portentoso tiro cruzado (2-5) y Pito robó el cuero en la utilización del portero-jugador en la escuadra comandada por Moli a falta de seis minutos (2-6). El ataque de cinco en superioridad dejando la portería desguarnecida dejó un gol en contra, varios derechazos exteriores de Nano y una finalización de Óscar muy cerca del cancerbero. El marcador no se movió más en la Ciudad de Los Dólmenes. La derrota dejó aspectos positivos en los universitarios de cara a la siguiente cita. El desplazamiento a Cartagena del próximo sábado 12 de enero.

Suscribete y recibe las ultimas noticias!