La onubense se ha convertida en la mejor jugadora de la historia de los mundiales, tras ganar su tercer oro

Descomunal. Histórico. Brutal. Se acaban los calificativos para la onubense Carolina Marín, que ya es leyenda del bádminton mundial. La jugadora es la primera en ganar tres oros mundiales en individual femenino. Casi nada.

El último oro lo consiguió Carolina en tierras chinas. La ciudad de Nanjing era testigo de como la andaluza derrotaba en la final de los Campeonatos del mundo a la india Sindhy por un contundente 21-19 / 21-10. Previamente, en semifinales, se deshizo de la local He Biangjiao en un sufridísimo partido ante 10.000 personas apoyando a su compatriota.

El resultado colma con creces las previsiones iniciales de Carolina, que se presentaba en China con el objetivo de conseguir medalla, logro del que se quedó a las puertas en 2017. Matrícula de honor para la campeona olímpica, triple campeona mundial y cuádruple campeona europea.

La andaluza se convierte en la única jugadora con tres título mundiales – Copenaghe 2014, Yakarta 2015 y Nanjing 2018 -superando a la Muralla China que hasta ahora completaban Han Aiping [OROS en 1985 y 1987| PLATA en 1983], Li Lingwei [OROS en 1983 y 1989 | PLATA en 1987 ] y Xie Xingfang [OROS en 2005 y 2006 | PLATA en 2009]. Por delante solo queda un referente para, si no lo es ya, proclamarla mejor jugadora de la historia; otra china como Zhan Ning que acumula dos oros olímpicos en Atenas 2004 y Pekín 2008, más un oro mundial en Birmingham 2003 que se acompañan de dos platas y dos bronces más en las citas mundiales. Tokio 2020 aparece al fondo del camino para resolver esta comparativa.

Información e imagen facilitadas por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de la Junta de Andalucía

Suscribete y recibe las ultimas noticias!