El sueño continúa. El CD UMA Antequera se deshizo del Levante UD DM al que derrotó de forma contundente por 6-1. Los malagueños parece que han conseguido cogerle el pulso a la categoría, y ya demuestran un oficio y veteranía que en otras ocasiones, brilló por su ausencia.
 
Ganar al Levante era primordial, indispensable para seguir soñando con repetir el año que viene en la máxima categoría. Los malagueños ya suman 14 puntos, a 3 del Elche, que marca la frontera de la permanencia con 17 puntos.
 
Los universitarios salieron enchufados a más no poder. Era vital. El partido supondría un punto de inflexión en la temporada, para bien o para mal. Con una presión asfixiante, los granotas apenas controlaban el balón. Sólo hicieron falta tres minutos para que Miguel batiera la meta levantinista con un tiro duro y lejano. Marca de la casa. 1-0.
 
Los chicos de Moli no cambiaron el discurso. Seguían con la misma presión, y el segundo tanto no tardó en llegar. Javi Sánchez se sacó un disparo con el interior del pie derecho que se coló por la escuadra visitante. Golazo de bella factura y júbilo en las grades del Argüelles, con multitud de pancartas del clásico ‘sí se puede’. Duró poco la alegría, ya que Jordi acortó distancias, que aprovechó un balón suelto.
 
El gol del Levante no amedrentó a los universitarios, que siguieron a lo suyo. Fruto del vendaval, llegaron dos goles. En el minuto 17, Armando dribó a dos rivales y batió la meta visitante. A continuación llegó el cuarto, obra de Tete tran transformar un doble penalti.
 
La segunda mitad continúo con un ritmo trepidante. Los universitarios demostraron más que nunca que los fantasmas del pasado están superados y tiraron de casta y veteranía para deshacer el juego rival. A pesar de que el local Rafa fue expulsado con doble amarilla, los antequeranos fueron capaces de defenderse en inferioridad y, no sólo eso, sino de marcar. Cecilio amortiguó un balón en largo, se zafó de su defensor y batió al portero local por bajo.
 
A falta de seis minutos para el final, el Levante introdujo portero jugador. Los universitarios supieron aguantar en defensa esta situación, aprobando así su asignatura pendiente. En una pérdida de balón granota llegó el sexto tanto, obra de Óscar, que marcó a portería vacía (Min 37). Con Juan Varela inspiradísimo, los antequeranos resistieron el último tramo de partido.  Con el 6-1 acabó el encuentro. 
 
“Hemos sabido jugar con oficio y hemos aprendido de nuestros errores más comunes. Se ha demostrado que esta era una final para nosotros y hemos hecho lo que se debía. Estamos muy felices de seguir con muchas opciones y de estar en esta buena racha. La permanencia está en nuestras manos”, sostiene contento Manuel Luiggi ‘Moli’, técnico del CD UMA Antequera.


Imágenes: www.iso100photo-press.com

 
        

Suscribete y recibe las ultimas noticias!