El CD UMA Antequera ha vuelto a poner las cosas difíciles a sus rivales, aunque de nuevo no le ha servido para puntuar. Los malagueños plantaron cara e hicieron un juego muy serio que les dio opciones de partido hasta el final del choque. A falta de un minuto para la finalización, el brasileño Taffy logró dos tantos aprovechando que los universitarios atacaron dejando la puerta vacía. Al final, los baleares vencieron por 5-1, un castigo excesivo para unos visitantes que supieron competir. 
 
En la primera mitad comenzó dominando el equipo local, que tuvo la posesión y supo llegar con peligro desde el principio. Ya en el minuto tres se adelantaron por medio de Bruno Taffy, que marcó desde dentro del área. Cinco minutos más tarde fue Paradynsky el volvió a batir la meta de Alberto, a quién regateó antes de marcar. 
 
Aunque los malagueños seguían sufriendo el vendaval mallorquín, supieron aguantar y aprovechar lo poco que tuvieron. En el minuto 13, Javi Sánchez marcó desde fuera del área para meter a los suyos en el choque. Conforme pasaban los minutos, los visitantes se iban acomodando a salir a la contra con peligro, tanto que casi marcó Miguel en el minuto 18, pero su disparo se marchó por poco. Sin embargo, los universitarios no pudieron aprovechar su buen momento para empatar y la primera parte acabó con 2-1
 
En la segunda mitad, el partido estuvo mucho más igualado y los equipos se respetaron bastante más. En estas, el CD UMA Antequera estaba bien plantando en el campo y creando peligro. Sin embargo, cuando mejor estaban los visitantes, llegó el tercer gol mallorquín, por medio de Sergio (minuto 31). El madrileño le pegó raso desde la frontal y sorprendió a la defensa malagueña. 
 
Como suele ser habitual, los universitarios salieron a morder con los dos goles en contra, pero la mala suerte volvió a atacarles. Si en la primera mitad se tuvo que retirar lesionado Fernando Narciso, a falta de cinco minutos fue Javi Sánchez quien tuvo que abandonar la pista. A falta de dos minutos y medio para el final, los malagueños lo intentaron dando entrada a Tete como portero jugador.     
 
Con los visitantes volcados al ataque, llegaron dos tantos de los locales, ambos por medio de Bruno Taffy y ambos de similar factura. El brasileño aprovechó las pérdidas de los malagueños en ataque para hacer dos goles a puerta vacía.  Estos dos tantos cerraron un resultado (5-1) que fue excesivo, ya que el CD UMA Antequera hizo un partido muy serio en buena parte del partido. 
 
Para Manuel Luiggi ‘Moli’, entrenador malagueño, el resultado encajado es excesivo: “Nuestros chavales se han vaciado y han plantado cara a un equipazo. Hemos dado la cara en todo el partido y, de tener más acierto cara a puerta, el choque habría cambiado mucho. Al final, hemos buscado el empate con portero delantero y nos han hecho dos goles. De ahí el resultado tan abultado”, explica. 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!