La selección femenina de España se ha proclamado campeona del mundo univeristario, después de superar con claridad a Rumanía en el partido jugado el pasado sábado en el Pabellón Fernando Argüelles, de Antequera.
 
El combinado español que sólo ha perdido un partido en el campeonato, el disputado contra Rumanía en la fase de grupos, ha jugado el partido con la lección bien aprendida. Ha basado el partido en una defensa presionante, que ha forzado muchos errores de las rumanas en ataque, seguida de rápidos contraataques, lo que ha deparado un  marcador con tan solo 34 goles (el menor registro entre los 20 partidos disputados), pero netamente favorable a España 14-20.
 
En el partido por la medalla de bronce, Polonia ha superado a Rusia por 26-27; mientras que los partidos para la clasificación de la parte baja del Campeonato: Japón ha quedado en 5ª posición tras vencer a la República Checa (28-26) e India se ha salvado del farolillo rojo tras vencer a Uruguay por 22-23.
 
La primera parte del Rumanía-España se desarrolló con juego intenso, dominio de las defensa sobre las líneas de ataque, con alternativas en el marcador en los primeros minutos que poco a poco se fue decantando a favor de España que supo combinar a la perfección los goles a la contra culminados por Gutiérrez de Garibay, las batallas en la línea de 6 metros que libró África Sempere contra las torres rumanas Tudor y Perianu, y los lanzamientos exteriores de Manaut. Papel destacado el desarrollado por las guardametas, tanto la rumana Serban, que ocupó la plaza de la habitual Dedu, como, sobre todo, la española Castellanos, con paradas de gran mérito en los momentos en los que las rumanas amenazaban con acercarse en el luminoso. Al descanso, España disfrutaba de una ventaja (7-10) que hacía concebir esperanzas en la victoria. 
 
Esas esperanzas se convirtieron en realidad en los primeros minutos de la segunda parte. Castellanos seguía igual o mejor bajo el arco (en los 25 minutos del segundo tiempo que estuvo en la portería sólo encajó 5 goles) y las transiciones rápidas de España seguían haciendo mucho daño en la defensa de Rumanía. Un parcial de 4-0 llevó el marcador a la máxima ventaja del partido 10-17 con 15 minutos por delante. A partir de este momento, el juego de España se serenó, se alargaron las posesiones y se mantuvo el control hasta el 14-20 final. Un triunfo de prestigio que, además fue retransmitido en abierto por el primer canal de Eurosport para todo el mundo y por 101tv para la provincia de Málaga.
 
La máxima goleadora hispana ha sido Amaia González de Garibay, con 6 tantos, mientras que por Rumanía Dana Pricopi materializó 3 dianas.
 
 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!