José Antonio Borrego “Tete” volverá a calzarse una temporada más las botas para fascinar con su magia a todos los aficionados del Argüelles. El ala malagueño tomó la decisión de retirarse de la competición profesional, tras cumplir el sueño de jugar en Primera División con el equipo de su tierra, y decidió emprender un nuevo reto junto a Moli en el cuerpo técnico del CD UMA Antequera. 
 
El club, desde comienzos de la pretemporada, sondeó la posibilidad de incorporar de nuevo a sus filas a Tete y al no hallar en el mercado un último refuerzo para apuntalar la plantilla, el entrenador se sentó con el jugador para cerrar su vuelta a la competición. El proyecto del conjunto universitario se centra en dar oportunidades a los jóvenes de su cantera en una Segunda División muy competitiva y tener un espejo  en el cual mirarse es algo fundamental para su progresión
 
Tete siempre ha demostrado un enorme compromiso con la entidad en las ocho últimas campañas que ha vestido la elástica verde. En la pista volverá a ser la prolongación de Moli y liderará un proyecto renovado en el que su experiencia será básica para pulir la formación de los jugadores jóvenes de la plantilla. Aún tiene mucho fútbol sala que regalar a todos los amantes a este maravilloso deporte y ayudará desde la pista a construir el camino de vuelta a la máxima categoría.
 
Cuando terminó la temporada todos tuvimos muy claro mi nueva situación en el club, pero durante la pretemporada tanto Moli como Pedro Montiel me intentaron convencer para que cambiara de opinión y me replanteara mi vuelta a la pista”, explica el ala malagueño, que estando en el cuerpo técnico decidió hacer la parte física de los entrenamientos desde el primer día de la pretemporada y se dio cuenta que podía volver a jugar. El club le propuso y se dejó preparada su retorno a la competición en el caso de que no se encontrara el refuerzo de peso que buscaba la secretaría técnica. Al final no se encontró esa última pieza en el mercado y se activó la opción de Tete. 
 
“El club estaba pendiente de un último refuerzo de cara a esta nueva temporada, pero ese fichaje se truncó a pocas horas del cierre del mercado de fichajes y es cuando  Moli me vuelve a plantear la situación. En ese instante es cuando me doy cuenta que el club y el técnico me necesitaban. Después de tantos años juntos a ellos no les podía fallar, ya que es el club de mis amores”, señala. 
 
Durante toda la pretemporada el jugador más importante de la historia del CD UMA Antequera ha ejercido su función de segundo entrenador en los entrenamientos y amistosos, ahora le toca volver a las pistas a seguir luciendo su enorme nivel. “Yo estaba muy contento con mi nuevo rol en el equipo, estaba trabajando como segundo y me sentía muy cómodo, pero siempre habrá tiempo de volver a esa función”, resalta. 
 
“Tete se retiró antes de tiempo. El año pasado demostró que es uno de los jugadores más importantes del equipo y el encargado de darle sentido al juego. Es un hombre de la casa y le he pedido que vuelva porque nos hace falta su experiencia en la cancha. Él también se ha dado cuenta y su compromiso con el club es muy grande”, destaca Moli.
 
 

Suscribete y recibe las ultimas noticias!